Los cambiantes modelos de ingresos, un desafío para los medios en Europa y en Eurasia, según el estudio ICM 2019 de IREX

Los cambiantes modelos de ingresos, un desafío para los medios en Europa y en Eurasia, según el estudio ICM 2019 de IREX
WASHINGTON, 6 de junio de 2019 /PRNewswire/ -- Los escasos ingresos publicitarios, unos mercados competitivos y la continua migración de la publicidad de los medios tradicionales a las plataformas de redes sociales siguen planteando desafíos a la sostenibilidad de los medios de comunicación europeos y euroasiáticos. En muchos casos, los medios de comunicación de la región han aumentado su dependencia de la financiación gubernamental. El entorno operativo general también ha mantenido una cultura de autocensura, como se destaca en el Índice de Sostenibilidad de los Medios de Comunicación (ICM) 2019 de IREX para Europa y Eurasia.

El ICM, en su último año, califica el estado de los medios de comunicación a través de cinco componentes, que incluyen el marco jurídico para la libertad de expresión, la calidad del periodismo, la pluralidad de las fuentes de noticias, las prácticas de gestión de los medios de comunicación y la eficacia de las instituciones de apoyo. Sin embargo, desde el inicio del ICM en 2001, la forma en que se produce, distribuye, consume y utiliza la información ha cambiado. En consecuencia, IREX desarrolló una nueva metodología que persigue pulsar una era moderna en la que las personas son simultáneamente productoras, transmisoras, consumidoras y actoras de la información

El estudio muestra que la evolución de los modelos publicitarios ha obligado a los medios de comunicación de toda la región a buscar diferentes fuentes de ingresos. Si bien esto ha llevado a experimentar con la financiación colectiva y los pagos por acceder al contenido en lugares como Rusia, también ha causado cierta dependencia de la financiación estatal. En Serbia, un panelista dijo que el proceso de publicidad estatal se utiliza «claramente como una forma de controlar los medios de comunicación». Panelistas de Kazajstán señalaron que algunos medios de comunicación tratan de evitar la financiación gubernamental para seguir siendo independientes desde el punto de vista editorial.

La publicidad en las redes sociales y en línea está aumentando, lo que limita aún más el mercado publicitario de los medios tradicionales. Una encuesta búlgara reveló que Facebook y Google acaparan la mitad del mercado de publicidad online del país. Los políticos ucranianos aparecen en sitios de noticias fiables con banners que compran con la herramienta AdSense de Google, lo que puede llevar a los lectores a pensar que los medios eligieron esos anuncios.

La influencia del gobierno, la presión pública y el temor al castigo oficial impulsan la autocensura en toda la región. En el capítulo de Armenia se destacó que los usuarios de las redes sociales abusan verbalmente de los periodistas y blogueros en línea, lo que les incita a evitar informar sobre ciertos temas y personas. Por su parte, a autocensura de los periodistas azerbaiyanos se debe al temor a ser demandados e incluso a acabar en la cárcel.

La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional financia el ICM de Europa y Eurasia en 21 países. Véase www.irex.org/msi para consultar los informes de los países y el Explorador de la Sostenibilidad de los Medios para examinar y comparar las tendencias de datos a través del tiempo, los objetivos del ICM, las regiones y los países individuales.


0 comentarios:

Publicar un comentario