El regalo mas noble no tiene precio y se da de mujer a mujer


Las páginas económicas darán cuenta de la reactivación del comercio de productos femeninos durante el mes de marzo debido a la celebración del Día Internacional de la Mujer. Sin embargo, pasará desapercibido el hecho de que cientos de madres jóvenes pondrán sus óvulos a disposición de otras mujeres que desean tener un hijo. Conocé todos los detalles sobre la ovodonación, una práctica que cobró visibilidad gracias algunas figuras mediáticas y que hoy se ha convertido en uno de los principales temas de consulta de mujeres de a pie. De qué se trata, dilemas éticos, acceso, y marco legal del obsequio mas noble que se da de mujer a mujer por puro altruismo.

El asesor legal de Procrearte, Carlos Massolo, señaló que “la decisión de donar óvulos es libre, es un acto verdaderamente altruista. Es un acto noble”.
“Visibilizar este tema probablemente amplifique la oferta de óvulos que puede ayudar a tantas mujeres a cumplir el sueño de ser madres” 
 
El director médico de Procrearte, Carlos Carrere, aclaró que "más que una donación es una dación voluntaria, por eso desde las clínicas privadas estamos pidiendo un registro nacional de donantes para que esta práctica no pierda su carácter altruista y desemboque en una mera transacción económica".

Reconoció que "ciertamente, la donante recibe una compensación. Sin embargo, no veo un dilema antiético en esto ya que esa dación implica un verdadero esfuerzo"


"Desde nuestro lugar, desalentamos la ovodonación como negocio. Europa está un paso adelante en este tema y la ley es muy clara al respecto. En España, por ejemplo, está establecido que la donación no puede tener carácter lucrativo", indicó.

En la Ley española 14/2006 se establece que la donación nunca tendrá carácter lucrativo o comercial. La compensación económica resarcitoria que se pueda fijar sólo podrá compensar estrictamente las molestias físicas y los gastos de desplazamiento y laborales que se puedan derivar de la donación y no podrá suponer incentivo económico.
.
Respecto del procedimiento, detalló: "La donante recibe un tratamiento similar a quien hace una fertilización in vitro. Va a ser estimulada hormonalmente con pastillas, inyecciones o una combinación de ambas. Las inyecciones se las autoaplica todos los días durante 8 a 10 días. En ese tiempo se van desarrollando los folículos y cuando llegan a un tamaño coincidente con la posibilidad de recuperar óvulos maduros, se para la estimulación y 48 horas después se aspiran esos folículos”.

“Se hace en quirófano pero es una práctica no quirúrgica. Se le hace una pequeña sedación a la mujer para que no haya molestias. Ese día hace reposo relativo y al dia siguiente vuelve a su vida habitual”, continuó Carrere.

Marco Legal:

“Es importante decir que estas donaciones implican resguardo de todos los datos personales y médicos de la donante. Los datos médicos quedan a disposición de los padres y solo con intervención de un juez se puede averiguar la identidad de la donante”, dijo Massolo.

Y continuó: “No hay requisitos establecidos legalmente. Sí hay un consenso de que las donantes no estén enfermas, estén bien psicológicamente, sean jóvenes”

0 comentarios:

Publicar un comentario