La jueza Patricia Guichandut dejó en libertad a un motochorro que tenía prohibido el ingreso al país

Patricia Guichandut a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 62 es la misma magistrada que había liberado a un delincuente de nacionalidad colombiana por $700

La jueza Patricia Guichandut dejó en libertad a un motochorro que tenía prohibido el ingreso al país
 
Dos motochorros con antecedentes penales fueron detenidos por efectivos de la Policía de la Ciudad en el barrio porteño de Boedo y liberados en menos de 24 horas por decisión de la jueza Patricia Guichandut, a pesar de que uno de ellos, de nacionalidad uruguaya, tenía prohibido el ingreso al país. La magistrada es la misma que había dejado en libertad a otro delincuente colombiano luego de que pagara 700 pesos.

Los oficiales estaban recorriendo la zona cuando, sobre la calle Virrey Liniers al 900, observaron a dos hombres en una moto, que al advertir la presencia policial realizaron una maniobra evasiva y se ocultaron tras un camión estacionado.

La jueza Patricia Guichandut dejó en libertad a un motochorro que tenía prohibido el ingreso al país

Alertados por la situación, los efectivos se aproximaron con el objetivo de identificar a los sospechosos y al constatar los datos en el sistema, descubrieron que el motochorro, era un ciudadano uruguayo de 36 años que tenía prohibido el ingreso al país por un pedido del Juzgado Nacional de Ejecución Penal número 4, a cargo de Marcelo Peluzzi.

Su acompañante, por su parte, también tenía un pedido de captura vigente por robo. Ambos delincuentes fueron trasladados a la comisaría vecinal 5B de la Policía de la Ciudad y puestos a disposición de la Justicia. En el hecho intervino el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional número 62, a cargo de la jueza Guichandut, quien dispuso la liberación de ambos sospechosos.



0 comentarios:

Publicar un comentario