El Gobierno argentino reglamentó el impuesto a la renta financiera, gravará a bonos, plazos fijos y alquileres

El Poder Ejecutivo reglamentó el cobro de Impuesto a las Ganancias a la renta financiera, que gravará a los rendimientos de bonos y de plazos fijos, a través del decreto 1.170 publicado hoy en el Boletín Oficial

El Gobierno reglamentó el impuesto a la renta financiera, gravará a bonos, plazos fijos y alquilieres

Desde qué cifra pagarán
Se pagará entre 5 y 15 por ciento del rendimiento que exceda los 67.000 pesos anuales, y desde mediados de 2019 se abonará Ganancias por la renta originada este año en plazos fijos, bonos, cuotapartes de Fondos Comunes de Inversión y acciones cotizantes en el exterior.

La ganancia devenida en inversiones en pesos pagará 5 por ciento de Impuesto a las Ganancias sobre el mínimo no imponible, de 66.917,91 pesos anuales.

En tanto, la renta producida por activos en dólares o en pesos ajustables por inflación (UVA o CER), tributará una alícuota de 15 por ciento sobre ese mínimo de 67.000 pesos.

La aplicación de la medida será retroactiva al primero de enero de 2018, y se tributará por la renta de los plazos fijos, la compra-venta de dólares y el cobro de alquileres.

0 comentarios:

Publicar un comentario