Con la llegada de la primavera aumentan las alergias y los riesgos para las personas que padecen asma - PanoramaDirecto.com

Con la llegada de la primavera aumentan las alergias y los riesgos para las personas que padecen asma

Si bien la primavera es una estación preferida por muchos, para otros es una época fastidiosa que pone de manifiesto una gran cantidad de patologías respiratorias.

Con la llegada de la primavera aumentan las alergias y los riesgos para las personas que padecen asma

Buenos Aires, Argentina –
Según el “Reporte Mundial de Alergia”, publicado por la Organización Mundial de la Salud, la rinitis alérgica es una de las afecciones crónicas más comunes a nivel global que generalmente perdura durante toda la vida afectando aproximadamente al 25% de los niños y a más del 40% de los adultos. A pesar de que las cifras van en alza, comparándola con otras enfermedades, no esta asociada a manifestaciones severas o mortalidad pero si implica un gran impacto negativo en la calidad de vida de quienes la padecen.

Se estima, por ejemplo, que más del 80% de los pacientes con asma tiene rinitis y del 10 al 40% de los pacientes que padecen rinitis sufren también de asma. En el caso de vivir con una o ambas afecciones, llevar un estilo de vida activo requiere de un tratamiento adecuado. “La falta de cumplimiento de un régimen de tratamiento puede aumentar situaciones de emergencia de las vías respiratorias. Así, desde Philips nos comprometemos y creamos soluciones integrales que hacen que sea más sencillo y más atractivo para los pacientes seguir un tratamiento, conservando un estilo de vida activo y saludable”, sostiene Alina Asiminei, líder del negocio Sleep & Respiratory Care de Philips Latinoamérica.

Los pacientes que padecen ambas afecciones suelen presentar respiración bucal. La nariz funciona como un filtro de aire, pero también como una barrera inmunitaria: es el primer órgano de choque para los microorganismos que penetran en la vía aérea. Al respirar por la boca gran parte del día, se exponen a un aire “desacondicionado” o de “mala calidad” (frío, seco y sucio). La exposición repetida y prolongada de las vías respiratorias a un aire de esta calidad puede generar alteraciones funcionales, inflamatorias e incluso provocar el cambio en la estructura de la vía respiratoria.

La época primaveral empeora especialmente la rinitis y si ésta no es controlada puede contribuir al empeoramiento de los síntomas de asma. Por eso, los pacientes con ambos casos asociados presentan durante esta época un mayor número de consultas ambulatorias, hospitalizaciones y consumo de medicación antiasmática que aquellos sin rinitis, sean adultos o niños.

El manejo del paciente con síntomas de rinitis y/o asma debe hacerse de forma integral y de acuerdo con la gravedad general del síndrome. Una estrategia terapéutica conjunta de ambas enfermedades, considerando la vía respiratoria como una unidad, es la conducta médica actualmente más aceptada.

Es importante que los pacientes asmáticos sigan estos consejos para controlar la enfermedad:
  • Recibir atención médica regular para conocer qué origina su asma bronquial, qué empeora su asma y con qué Plan de Acción lo puede controlar. 
  • Controlar los síntomas frecuentes para poder tomar los medicamentos de control de asma de manera regular. 
  • Conocer las áreas o distribución geográfica de las especies en polinización.
  • Estar informados sobre las medidas de prevención ambiental adecuadas.
  • Controlar y lograr ambientes limpios que optimicen la calidad de vida de cada hogar para evitar la propagación de bacterias y la suciedad ambiental. 


Compartir en Google Plus