Carlos Newland en el Ciclo de Conferencias del Rotary Club de Buenos Aires - PanoramaDirecto.com

Carlos Newland en el Ciclo de Conferencias del Rotary Club de Buenos Aires

Carlos Newland en el Ciclo de Conferencias del Rotary Club de Buenos Aires

Buenos Aires, octubre de 2018.- Carlos Newland, Rector y Profesor del Instituto Universitario ESEADE (Escuela Superior de Economía y Administración de Empresas), participó del Ciclo de Conferencias “Cómo pienso a la Argentina” organizado por el Rotary Club de Buenos Aires con la coordinación de Clara Mariño.

Carlos Newland en el Ciclo de Conferencias del Rotary Club de Buenos Aires

El Dr. Litt. en Historia presentó una investigación sobre el crecimiento económico mundial, en el que lamentablemente de casi 180 países la Argentina se encuentra en el anteúltimo puesto. Subrayó que durante el gobierno de Mauricio Macri, no en el de Cristina, empeoramos con respecto al último índice. Esto se podría deber a que todo el mundo está mejorando mientras que nuestro país no, o si pero en menor proporción que el resto.

El economista lo relacionó con su concepción de que la Argentina es uno de los países con peores instituciones del mundo y el pensamiento económico de los argentinos. Respecto a este último destacó las siguientes características que justifican un continuo déficit fiscal:
  • El pensamiento heterodoxo de que un poco de inflación está bien 
  • La idea argentina de un Estado grande 
  • El carácter fantasioso, irrealista (que muchos lo relacionan con la llanura de nuestro país)

Indicó a su vez que Macri también tendría una idea fantasiosa sobre el futuro, siendo más bien una expresión de deseo de intentar salvar al país. En este sentido, es más fácil prometer algo concreto en el corto plazo que algo más abstracto y tener apoyo popular.

En relación al día de la lealtad, refirió a una frase de la marcha peronista que considera sintomática: “Por ese gran argentino, que se supo conquistar, a la gran masa del pueblo, combatiendo al capital.” Considera que combatir al capital hace que uno sea pobre irremediablemente ya que éste es signo de desarrollo, inclusive para el pensamiento marxista.

A su vez señaló que si se compara a los empresarios argentinos con los anglosajones se puede observar el menor pensamiento pro mercado. Destacando además que la base para el intercambio económico es la confianza, no solo la ganancia.

Respecto a la corrupción sentenció que somos uno de los países con un pensamiento más corrupto ya que, de lo contrario, no habría tanta tolerancia a la corrupción.

Para finalizar, refirió a este gobierno como “el único camino posible”, resaltando la templanza y el esfuerzo que tienen que hacer los gobiernos que vienen a restaurar el orden después de un período populista.


Compartir en Google Plus