Secretarias: algunos consejos para manejar la ansiedad y el estrés


Paso otro  Día de la Secretaria, y desde el Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad (CEETA),brindan algunos consejos atentos a que es una de las profesiones más estresantes en estos tiempos por las múltiples tareas que deben asumir. Por eso, los especialistas brindan algunos consejos para no estresarse desempeñando uno de los trabajos en relación de dependencia más proclives a sufrir trastornos de ansiedad, fundamentalmente, estrés y ansiedad generalizada.

La directora del CEETA, la Lic. Gabriela Martínez Castro, da algunos lineamientos para que la tarea de la secretaria no derive en un pico de estrés que imposibilite su labor.

"Es importante que la profesional aprenda a colocar límites; que pueda delegar algunas tareas y que no intente controlarlo todo", indica Martínez Castro.

También agrega que "debe equilibrar los tiempos entre obligaciones y ocio y deberá procurarse proporcionarse a sí mismo pequeñas satisfacciones cotidianas". Otro punto trascendente es "hacer uso de agenda" para poder programar las actividades. Hoy además de la tradicional agenda en papel, podemos agendar las obligaciones o compromisos en nuestros teléfonos, lo que deriva en situaciones de mayor estrés ya que estamos más pendientes del smartphone en todo momento, más allá del tiempo laboral.

Retomando al tema que hace del secretariado una de las profesiones con altos grados de estrés, la especialista indica que “esto se debe en parte a que en su labor diaria, las secretarias conviven con muchas presiones laborales y tienen que cumplir con ciertas órdenes y exigencias, que reciben de sus jefes”
, explica la Lic. Gabriela Martínez Castro, Directora del CEETA.

“Además, en la actualidad, debido a una situación económica más complicada que en otros tiempos, es muy común que los trabajadores tengan que ocuparse de una gran cantidad de tareas, en un tiempo determinado y deban asumir roles que antes no les correspondían o estaban en manos de otros empleados”, agrega Martínez Castro.

Los picos de estrés laboral afectan preferentemente a los profesionales, quienes, se esfuerzan desmedidamente y de forma sostenida en el tiempo, lo cual origina grandes riesgos de contraer enfermedades, afectando, paradójicamente, su rendimiento laboral y su calidad de vida.

Según Martínez Castro, “el trastorno de ansiedad más característico, en estos casos, sería el Trastorno por Ansiedad Generalizada, caracterizado por una preocupación excesiva que siente la persona ante determinados hechos de la vida cotidiana, como la exigencia laboral”.
La especialista asegura que, “aquellos que no pueden sustraerse de estas preocupaciones, pueden sufrir manifestaciones de tipo físicas, como palpitaciones, taquicardia, sudoración, problemas gastrointestinales, dolores de pecho, etc. O padecimientos psíquicos, tales como preocupación excesiva, irritabilidad, insomnio, tristeza y sentimientos permanentes de angustia”.

Ante este tipo de situación lo primero que se debe hacer es diferenciar si se trata de una cuestión biológica o un ataque de ansiedad, lo que puede descartarse con un chequeo médico. “Siempre hay que tener en cuenta que tal vez estamos ante un cuadro biológico y no ante un simple cuadro de ansiedad. Los trastornos de ansiedad, muchas veces se confunden con enfermedades, por sus síntomas”, sostiene.

“Cuando la persona detecta este tipo de síntomas debe ir al médico quien, luego de hacer los chequeos correspondientes, deriva al paciente con trastornos de ansiedad con un especialista”, continúa.

Finalmente, se recomienda que quienes sufren de alguna de estas patologías pidan ayuda, ya que cuando se llega a una situación en la que aparece un trastorno de este tipo la persona corre el riesgo de que incapacite su vida.
Compartir en Google Plus