Lanzan Detección Nacional de Hepatitis C en 29 hospitales

En más del 95% de los casos, esta infección se puede curar. Afecta a unos 400 mil argentinos y muchos aún no están diagnosticados, lo que marca la importancia de este tipo de campañas.


Buenos Aires, Mayo de 2018 – Durante la primera quincena de junio, se llevará adelante la edición 2018 de la Campaña de Información, Concientización y Detección de Hepatitis C en Argentina, a cargo del Laboratorio Nacional de Referencia para Hepatitis Virales del Instituto ‘Dr. Carlos Malbrán’, en conjunto con la Asociación Argentina para el Estudio de las Enfermedades del Hígado (AAEEH).

La campaña consistirá en la realización de pruebas rápidas totalmente gratuitas y la difusión de información de concientización -aportada por el Programa Nacional de Control de Hepatitis Virales del Ministerio de Salud de la Nación- en 29 hospitales de 18 de provincias del país.

En particular, esta vez la estrategia consistirá en lo que los epidemiólogos conocen como ‘micro-eliminación’, que consiste en convocar más específicamente a los integrantes de determinados grupos vulnerables a la infección por este virus, para su estudio. Cada Unidad Centinela organizará la actividad en su hospital base.

“La micro-eliminación representa un cambio de paradigma interesante que ha mostrado buenos resultados en otras enfermedades como poliomielitis o SIDA. Entre sus beneficios, se encuentran que plantea objetivos realistas, es más pragmática y reduce el tiempo hasta conseguir resultados. Es una estrategia hecha a medida, adonde se puede predecir el costo, se previene la re-infección en los grupos apuntados, puede generar un modelo que luego sea replicado en otras poblaciones y sus resultados pueden contribuir a elaborar políticas públicas”, explicó el Dr. Jorge Enrique González, Jefe del Servicio de Hepatitis y Gastroenteritis, Laboratorio Nacional de Referencia para Hepatitis Virales del Instituto ‘Carlos G. Malbrán’ del Ministerio de Salud de la Nación.

De esta manera, se apuntará a ciertos grupos que según estadísticas globales presentan mayor vulnerabilidad de haber contraído hepatitis C, como pacientes con HIV, hemofilia o que han recibido un trasplante, veteranos de guerra o personas con cirrosis descompensada y quienes hayan sido usuarios de drogas inyectables.

La hepatitis C afecta a unos 400 mil argentinos, de los cuales muchos aún no han sido diagnosticados. La buena noticia es que existe un tratamiento que es curativo en más del 95% de los casos, lo que implica que se está ante la posibilidad concreta de eliminar una enfermedad crónica y grave como pocas veces ha ocurrido en la historia de la humanidad.

“La recomendación general es realizarse el test de hepatitis C al menos una vez en la vida, ya que se trata de una enfermedad silenciosa que no expresa síntomas hasta que se está en un estadio avanzado. En esta ocasión, se refuerza este mensaje y se advierte que quienes además de no haberse hecho nunca el test, pertenezcan a alguno de estos grupos vulnerables, deberían hacerse el análisis lo antes posible, ya sea para descartar la posibilidad de padecerla o para detectarla y comenzar rápidamente con el tratamiento”, comentó la Dra. Beatriz Ameigeiras, médica hepatóloga y actual presidente de la AAEEH.

Quienes estén interesados en participar de esta campaña, podrán conocer qué centro de salud cercano a su hogar participa de la iniciativa en los sitios web www.anlis.gov.ar y www.hepatitisviral.com.ar 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha planteado el objetivo a nivel mundial de eliminar el virus de la hepatitis C para el año 2030. Para conseguir esta ambiciosa meta, ya se han dado los primeros pasos con las distintas campañas de detección y concientización, por lo que ésta implica un avance más en pos del gran objetivo.

“Si bien muchas personas creen que no han estado expuestas a situaciones de vulnerabilidad para el contagio de hepatitis, la realidad es que la mayoría de los diagnósticos son una sorpresa para los pacientes, quienes suelen no recordar cómo se han contagiado”, expresó el Dr. González, que además es bioquímico y virólogo.

Las vías de contagio son a través de sangre infectada, fundamentalmente por transfusiones de sangre y hemoderivados antes de 1994 en nuestro país, el uso de instrumental médico y odontológico mal esterilizado, por compartir cepillos de dientes, afeitadoras, jeringas u otros elementos cortantes, a través de la realización de tatuajes y piercings sin los cuidados necesarios, relaciones sexuales sin protección y de madre a hijo durante el embarazo.

Para aquellas personas a las que el análisis les dé positivo, el equipo médico realizará estudios confirmatorios y luego les brindará asesoramiento acerca de los pasos a seguir para lograr un control de su condición a través del tratamiento.

Si el paciente con hepatitis C no recibe tratamiento, se va generando un daño progresivo que puede provocar falla hepática, cirrosis, tumores y hasta la necesidad de recurrir a un trasplante. Por este motivo, es fundamental arribar tempranamente al diagnóstico y acceder al tratamiento.

Las provincias que participarán son Buenos Aires, CABA, Chaco,  Chubut, Córdoba, Corrientes,  Entre Ríos, Formosa, Jujuy, Mendoza, Misiones, Neuquén, Salta, Santa Fe, Santiago del Estero, San Juan, San Luis y Tucumán.

Para arribar al diagnóstico, en esta oportunidad se utilizarán ‘pruebas rápidas’ aprobadas por la ANMAT, que en 30 minutos brindan resultados y que fueron donadas por la empresa Montebio.
Compartir en Google Plus