Macri compartió una charla con el presidente Sebastián Piñera y con el premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa - PanoramaDirecto.com

Macri compartió una charla con el presidente Sebastián Piñera y con el premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa

"En América latina ya no hay lugar para los liderazgos mesiánicos y las propuestas mágicas"

El presidente Mauricio Macri compartió una charla con el presidente Sebastián Piñera y con el premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa

El presidente Mauricio Macri reiteró que la Argentina no va a reconocer el resultado de las elecciones convocadas por el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela y destacó la necesidad de aprender de la  experiencia vivida en ese país para entender que en América latina ya no hay lugar  "para los liderazgos mesiánicos y las propuestas mágicas".

El Jefe del Estado sostuvo que en la Argentina "estuvimos muy cerca de caer en la situación de Venezuela", pero destacó que "una enorme mayoría de argentinos dijo 'hasta acá llegamos´ y contra todos los pronósticos"  decidió poner en marcha el camino del cambio.

Macri se pronunció en esos términos durante una charla que compartió esta noche con el presidente de Chile, Sebastián Piñera, y con el premio Nobel de Literatura, Mario Vargas LLosa,  en un encuentro organizado por la Fundación Libertad en el Salón Golden Center del complejo Parque Norte, en la ciudad de Buenos Aires.

Vargas Llosa requirió la opinión de los mandatarios sobre la realidad que afecta a Venezuela luego de señalar que esa nación está viviendo  una "catástrofe producto de la demagogia colectivista irresponsable y de la inmensa corrupción".

El presidente Macri señaló que los sucesos de Venezuela "nos tienen que dejar una enseñanza muy grande a todos los latinoamericanos y al mundo entero" en el sentido de que "los liderazgos mesiánicos y las propuestas mágicas que pueden sonar como cantos de sirenas no tienen que existir más".

"Tenemos que apostar al protagonismo de cada ciudadano y a la participación y no creer que alguien mágicamente nos va a resolver todos los problemas. La vida es difícil y es desafiante y la mejor manera de vivirla en forma apasionada es justamente ser parte y no quedarse en casa  esperando que alguien venga a resolver todo", afirmó.

Advirtió que "el  mundo también tiene que reflexionar, porque  muchas de estas cosas se veían en la época de Chávez" y había quienes "las negaban y decían que Chávez era un perfecto demócrata".

 "En la época de Chávez se empezaron a violar derechos del pueblo venezolano", remarcó.

Macri sostuvo que  la situación en el país vecino "está cada día peor", ya que se "plantean denuncias y no hay forma de que esto pare".

Pero dijo que "tenemos que seguir batallando" y rescató el hecho de que "hoy estamos unidos" en esa tarea "con Sebastián (Piñera) y varios presidentes" de la región y recordó que "ya hemos dicho que no vamos a reconocer el resultado de las elecciones" convocadas por el régimen de Maduro.

El encuentro organizado por la Fundación Libertad contó también con la participación de la vicepresidenta Gabriela Michetti; los ministros de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie; de Hacienda, Nicolás Dujovne; de Transporte, Guillermo Dietrich; de Producción, Francisco Cabrera, y de Cultura, Pablo Avelluto, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo. 



Compartir en Google Plus