Cómo lucir un cutis radiante en todo el verano - PanoramaDirecto.com

Cómo lucir un cutis radiante en todo el verano

La tendencia “non make up” y el calor de los meses de verano imponer extremar los cuidados de la piel del rostro para lucirla siempre joven, fresca y natural. La doctora Álvarez, experta en medicina estética, comparte sus conocimientos.


Para conseguir un cutis radiante la piel tiene que estar siempre limpia y libre de impurezas y células muertas. Eso se logra con pulidos enérgicos como los peelings químicos que solo pueden hacerse en invierno, mientras que en verano sólo es posible hacer exfoliaciones suaves en casa o peeling mecánico  en gabinete cosmetológico. Estas limpiezas se hacen con ayudas técnicas como la punta de diamante, que barre y aspira las células muertas, dejando la piel más fina y suave, lista para recibir los productos hidratantes o nutritivos que devolverán elasticidad y tersura a la dermis.

También es fundamental que personas que hayan tenido liftings, se traten la piel para fortalecerla y seguir mejorándola. El rejuvenecimiento requiere de una constante atención a la piel, ya que se necesita seguir estimulando colágeno y elastina. A la hora de adoptar una rutina de cuidados en casa, recomiendo:

Todos los días:

1. Limpiar con un gel o espuma; las cremas untuosas son ideales para el invierno pero en verano la piel queda más limpia y fresca con productos livianos.

2. Hidratar con un producto adecuado para el tipo de piel (normal, grasa, seca o mixta).

3. Si es necesario, nutrir; este paso es nocturno y se adopta generalmente para pieles secas o maduras con algunos signos de envejecimiento.

4. Usar un producto distinto para el contorno de ojos, una piel más suave que la del el resto de la cara.

5. Usar protector solar. En verano y en pieles con tendencia a formar manchas el factor debe ser +50, en invierno o pieles más resistentes puede usarse un factor 30. Bajo techo y para protegerse de las radiaciones de las pantallas siempre usar un protector entre + 15 y + 25.

También tener en cuenta:

1. Una vez por semana o cada quince días hacer una exfoliación suave.

2. Llevar una alimentación rica en frutas y verduras ayudar a otorgar resplandor a la piel y la mirada.

3. Tomar mucha agua y comer en forma saludable.

4. Reducir al máximo los alimentos procesados, hipercalóricos y grasos o los que tienen alto contenido de azúcar y sodio, para evitar la retención de líquidos.

5. Dormir lo suficiente y de corrido. La piel sufre la falta de sueño y la evidencia en ojeras, bolsas debajo de los ojos. 

6. Elegir maquillajes livianos tipo BB Creams o directamente un protector solar fluido con color.

7. No tomar sol entre las 10 de la mañana y las 17 y si se está expuesto usar un factor de protección alto y protegerse con sombrero. Para quienes aman el tono bronceado pueden recurrir a autobronceantes o maquillajes bronce.

8. Los serums ayudan a brindar un aspecto más terso a la piel. Se colocan antes de la crema hidratante.

9. Las aguas brumizadoras, tanto termales como las hechas a base de productos naturales (manzanilla, rosas) ayudan a mantener la piel hidratada y refrescarla durante el día. Se pueden colocar arriba del maquillaje o del protector solar y restauran la frescura al rostro.

10. Si pese a todos estos cuidados se sigue teniendo un rostro fatigado, consultar al médico clínico (el rostro cansado puede evidenciar alguna patología como síndrome de fatiga crónica o anemia o incluso depresión) y al esteticista, para evaluar tratamientos más profundos como rellenos, láser o liftings que restauren la creación de colágeno).



Por Dra. Luisa Silvana Álvarez. médica especialista en Estética (UBA), MN 110652, MP 227312, miembro de SOARME,  CACE Y AMA., directora de Maestro Estética y Medipro Delta.
Compartir en Google Plus