La firma biométrica: entre la seguridad y la despapelización - Grupo Hasar - PanoramaDirecto.com

La firma biométrica: entre la seguridad y la despapelización - Grupo Hasar

En el país comenzó la adopción de esta tecnología que ahorra recursos y hace más eficientes los procesos. ¿Cómo funciona y qué tipos de beneficios les ofrece esta solución a las empresas de alto volumen transaccional?

En la Argentina, el Grupo Hasar comenzó con la implementación de la firma biométrica, una tecnología que les garantiza a las organizaciones el ahorro de dinero en impresiones y mayor seguridad en las transacciones.

Esta solución consiste, primero, en la digitalización de las rúbricas en un dispositivo similar a una tablet, pero con características más robustas, en este caso provista por Olivetti. Luego, el software desarrollado por el Grupo Hasar interpreta varias características de la signatura: la presión, aceleración, velocidad, inflexiones y el ángulo; la ve como si fuera un “electrocardiograma”. “Probablemente no firmes las tres veces de la misma manera, pero tus datos biométricos son siempre los mismos”, explica Cristian Gallastegui, Ejecutivo de Cuentas de Hasar Sistemas. “Luego, cada vez que un cliente haga un trámite, se puede validar en tiempo real la identidad. Si la firma no es la que estaba empadronada, no le va a dejar avanzar”, completa Gallastegui.

La firma biométrica, al igual que la que se hace en papel, representa la voluntad de consentimiento de un cliente y tiene validez legal. Pero a diferencia de la analógica, permite identificar un fraude de suplantación de identidad en el momento. Este fue uno de los motivos por el cual Banco Patagonia comenzó con la implementación en 200 sucursales, que ahora inician la apertura de cuentas de sus clientes mediante este desarrollo.

Para lograr el avance de esta tecnología en instituciones bancarias, fueron clave las normativas de digitalización del Banco Central que comenzaron en 2016, y permitieron la creación de los  “Documentos firmados en soporte electrónico” (DFE). Estos documentos, que son los que van a firmar los clientes, deben respetar las normas de calidad ISO IEC 19794-7. El desarrollo del Grupo Hasar cumple con estos requisitos.

"Esta solución se encuentra en los países más avanzados del mundo" declara Massimo Biffi, International Sales Manager de Olivetti para América Latina. Y agrega  “Por otro lado, permite mayor agilidad en los procesos y hace más eficientes los recursos humanos, sin perder de vista la seguridad que es lo más importante para una institución financiera que cuida de sus clientes".


Adiós a toneladas de papel

A diferencia de cómo hacían antes, con la introducción de la firma biométrica, en vez de imprimir los documentos, los ejecutivos de diferentes organizaciones reemplazan esos papeles por las tablets robustas donde los clientes pueden estampar su consentimiento. Los documentos se guardan en la base de datos de la institución.

A partir de este cambio en el almacenamiento de la información, la gestión documental se vuelve inmediata y online, y los procesos más ágiles, eficientes y, sobre todo, más seguros. “Las empresas pueden tener un ahorro significativo del almacenaje, que no solo significa contratar menos espacio, sino también una reducción de los costos de traslado y custodia”, señala Cristian Gallastegui, de Hasar Sistemas. En el caso del Patagonia, el efecto fue inmediato: ahorrarán 9 millones de hojas por año solo por la digitalización de la apertura de cuentas, lo que además impactará en el medio ambiente gracias a la despapelización. Desaparecen también las impresoras y todos los costos asociados, como cartuchos y tonners.

Una tecnología para muchas industrias

El ahorro y la seguridad de la firma biométrica se aplica a numerosas industrias que decidan contratar este tipo de servicios. Podrá alcanzar a empresas de seguros, de salud, de alquiler de autos, financieras, abogados y escribanos. Incluso gobiernos abocados a procesos de digitalización. “Es una solución que facilita la gestión de industrias de alto volumen transaccional y que marcará el futuro de las organizaciones que quieren ser más eficientes y seguras en sus procesos”, Destaca Alfredo Sanjurjo, Director General de Grupo Hasar.

Compartir en Google Plus