Defensa de la Competencia aceptó el compromiso de desinversión de la empresa PRISMA - PanoramaDirecto.com

Defensa de la Competencia aceptó el compromiso de desinversión de la empresa PRISMA


Buenos Aires, 27 de septiembre de 2017 – La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia aceptó el compromiso de desinversión de la empresa PRISMA, lo que abre el camino para desarmar una posición dominante y aumentar de manera significativa la competencia en el mercado de tarjetas de crédito y medios electrónicos de pago. Lo hizo a través de una resolución firmada por el ministro de la Producción, Francisco Cabrera.

“Este es un paso importante para el fortalecimiento de la defensa de la competencia en Argentina, uno de los ocho pilares del Plan Productivo Nacional que tiene como objetivo generar una economía moderna y dinámica que avance sostenidamente en reducir la pobreza”, sostuvo el Ministro.

La empresa PRISMA actualmente es propiedad de Visa Internacional y 14 bancos que operan en Argentina y participa de los mercados de adquirencia y procesamiento de tarjetas de crédito y de terminales de pagos (POS).

El compromiso obliga a los accionistas de PRISMA a vender el 100% del paquete accionario y no permite que más de un banco que opera en el país sea accionista de la empresa para impedir la integración hoy existente.

En el mismo sentido, prohíbe a PRISMA que comercialice otra marca de tarjetas de crédito hasta que haya otra empresa en el mercado que comercialice la marca Visa; y la obliga a prestar sus servicios (de procesamiento de tarjetas de crédito y otros) de forma no discriminatoria a posibles competidores.

A su vez, el compromiso obliga a PRISMA a discontinuar su servicio de transferencias inmediatas, lo que permitirá que ese servicio sea brindado por un proveedor independiente que asegure que otros medios de pago alternativos y competidores puedan desarrollarse en forma no discriminatoria.

Finalmente, prevé el nombramiento de un auditor independiente, elegido por la CNDC, para verificar la marcha del cumplimiento.

Así, se rompe la integración vertical entre bancos emisores y empresa adquirente, así como la integración horizontal entre los bancos emisores. Esto permitirá el ingreso de nuevas empresas en el mercado de tarjetas de crédito con beneficios para comercios, consumidores y para la economía en general.

Comercios: en marzo se estableció una reducción de las comisiones máximas que pagan los comercios que ya fue implementada. Más competencia permitirá que los comercios obtengan comisiones menores, más alternativas de financiamiento y mejores servicios.

Consumidores: con el tiempo, los consumidores contarán con más opciones de financiación, con menores costos y más plazos.

Economía en general: la mayor competencia y los menores costos en el sistema de pagos significarán una mayor cantidad de comercios adheridos a pagos electrónicos, más consumidores con tarjetas y más transacciones con medios electrónicos. Esto favorece el consumo y el nivel de actividad y tiende a una mayor formalización de la economía.

Esta es la primera vez en la historia argentina en que una investigación de la CNDC por presuntas conductas anti-competitivas deriva en una desinversión. “El caso muestra que en Argentina hoy hay un fuerte compromiso para promover la competencia en mercados importantes para el desarrollo del comercio y el crecimiento de la economía”, sostuvo Esteban Greco, presidente de la CNDC. 


Antecedentes

En mayo de 2016 el secretario de Comercio, Miguel Braun, instruyó a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia que realizara una investigación del mercado de tarjetas de crédito y medios de pago electrónico.

En agosto 2016, la CNDC publicó el análisis del mercado realizado; recomendó al Banco Central y a la Secretaría de Comercio realizar una serie de medidas para mejorar la competencia en el mercado (muchas de las cuales fueron implementadas exitosamente); y recomendó al secretario de Comercio iniciar una investigación de oficio por presuntas conductas anti-competitivas.

La recomendación de la CNDC tuvo impactos inmediatos en el mercado como la reducción de las comisiones a los comercios, la reducción de barreras de entrada al mercado de medios de pago y la oferta de nuevos medios de pago electrónicos.

En marzo de 2017 la empresa PRISMA presentó a la CNDC una propuesta de compromiso que incluía la desinversión, e implica desarmar su posición dominante.

La CNDC, siguiendo las mejores prácticas de defensa de la competencia, consultó a diferentes actores del mercado sobre el compromiso ofrecido por PRISMA y  realizó distintas observaciones e introdujo condiciones adicionales.
Compartir en Google Plus