Allison Kennedy nos cuenta su experiencia en el congreso “Mujeres hoy transformando realidades” - PanoramaDirecto.com

Allison Kennedy nos cuenta su experiencia en el congreso “Mujeres hoy transformando realidades”

Allison Kennedy nos cuenta cómo es que llegó a ser invitada por el Grupo de Mujeres Empresarias de la Argentina (G.E.M.A.) y las Mujeres Emprendedoras de Jujuy (M.U.J.), como disertante en representación de Uruguay en el 1° Congreso NOA, NEA Internacional “Mujeres Hoy Transformando Realidades”.

Allison Kennedy nos cuenta su experiencia con el congreso “Mujeres hoy transformando realidades”

Un congreso internacional llevado adelante en la Provincia de Jujuy, Argentina, el pasado 27 y 28 de Julio en donde las mujeres empresarias de América Latina, tuvieron su protagonismo mostrando una amplia capacidad y creatividad emprendedora. El congreso llamado “Mujeres hoy transformando realidades”. GEMA, es una Asociación Civil dirigida por la reconocida empresaria argentina Delia Flores, constituida por mujeres que aportan y comparten su experiencia, fundada con el objetivo de trabajar para lograr avances y soluciones a las empresas de hoy.

El evento le permitió a Allison Kennedy, conocer al Gobernador de la Provincia de Jujuy, Ministros, Diputados y a la Senadora Argentina Silvia Giaccopo, quien quedó muy interesada en el Protocolo de la Tercera Edad que había redactado su abuelo hace 25 años atrás y a través de la cual, Kennedy, le pudo dejar una copia Del Código original junto con una carta al Sr. Presidente de la República Argentina Mauricio Macri.

Se realizó en el Teatro Mitre ubicado en San Salvador de Jujuy y contó con la difusión de todos los medios de prensa de la provincia de Jujuy y Provincias vecinas, teniendo un gran alcance en el Norte Argentino. Conversamos con Allison Kennedy, para que nos contara un poco más sobre esta experiencia.

Tu primera conferencia fuera de Uruguay, ¿Cómo te sentiste?

La verdad que me sentí impresionada. Cuando me eligieron para ir a disertar y a contar mi historia, no lo podía creer y sin dudarlo decidí ir. Cuando llegué, el Teatro estaba lleno y tiene un tamaño similar al del Teatro Solís. En Uruguay, como somos pocos y es todo chico, lograr llenar un Teatro como de las dimensiones del Teatro Solís para que la gente te escuche es difícil. Las conferencias o charlas que había realizado antes tanto en Montevideo como en el interior del país, no superaban las 200 personas. 

¿Cómo llegaste a contactarte con esta organización que te invitó al evento?

Cuando en el mes de junio, me entregan el premio de Misionera de la Paz Mundial en la ciudad de Buenos Aires, antes de ir a la premiación, tenía que pasar por la sede de la organización que entrega el premio. Cuando llegué, me abrió la puerta un indio de la Patagonia, el Sr. Casique RAN KA HUI. Él estaba con sus trajes típicos y tenía el cetro que había llevado Belgrano que es sagrado para ellos, me dejó tocar el cetro y todo. Yo quedé impresionada, porque nunca había visto un indio en mi vida y me generó curiosidad. Le pregunté al Casique cosas sobre él y su tribu, mientras yo le contaba sobre mi vida en Uruguay, de qué cosas nos caracterizaban a nosotros.

Terminamos caminando por Av. Corrientes y la Nueve de Julio en Buenos Aires, él con su traje típico y yo vestida de fiesta. Evidentemente que la situación no pasaba desapercibida por los transeúntes que miraban extrañados. Cuando llegamos al lugar donde se realizaría el evento, había dirigentes religiosos de varias religiones y comenzó el evento con una oración de cada uno de los dirigentes religiosos. Fue muy interesante ver cómo cada uno de ellos empezaban a darle una bendición a todos los allí presentes desde sus religiones. Incluso el Papa Francisco, quien también ese mismo día había recibido el mismo premio en el Vaticano, nos dio una bendición a todos los premiados de ese día para que lleguemos a lograr nuestros objetivos.

Ante esa situación y experiencia, yo quedé fascinada. Resulta que cuando me tocó decir mi discurso, les dije que me parecía genial lo que había pasado al principio del evento y que lindo que era ver que en Argentina existiera tanta riqueza y diversidad cultural. Antes de empezar a contarles la historia de mi abuelo, les hablé sobre la importancia de que mantengan la diversidad tan rica que tienen y me nació dedicarle mi premio en ese momento al Casique RAN KA HUI, quien muy amablemente me invitó a su tierra sagrada a la Patagonia para poder conocer al resto de la tribu.

Entre el público había una chica jujeña que se dedica a tejer. Ella estaba luchando por los derechos de las tejedoras de su provincia y por los derechos de los indios andinos. Su nombre es Luciana Zambrano y forma parte de GEMA. Se me acercó y me dijo que le había gustado la historia que había contado sobre el Código, mi abuelo y la importancia de mantener una diversidad cultural. Ella me invitó, porque el marco del congreso se llamaba “Mujeres hoy transformando realidades” y entendió que a través de este Código se puede llegar a transformar la realidad de los uruguayos. Así fue cómo llegue a ser una de las disertantes de este primer congreso internacional que se hizo en Jujuy.

Le llegaste a dejar una copia al Presidente de Argentina Mauricio Macri, ¿Qué significa eso para vos?

La verdad, que significa mucho y fue todo gracias a la Senadora Silvia Giaccopo, a las redes que genera GEMA y a Luciana Zambrano por invitarme al congreso internacional. La Senadora quedó muy interesada en la temática del adulto mayor y a través de ella conocí Ministros y Diputados de la región. Le gustó mucho la historia.

¿Qué fue lo que más te gustó de toda esa experiencia?
Fue una experiencia increíble, los Jujenios me hicieron sentir como en casa. Aprendí mucho sobre la historia jujeña y la importancia de la provincia para la independencia de la Argentina. Tener la oportunidad de dejarle un Código de los que redactó mi abuelo al Presidente Mauricio Macri, conocer mujeres exitosas de otros países de América Latina, poder conocer la cultura andina, descubrir los pueblos que hay entre las montañas, celebrar la Pachamama, pero sobretodo creo que la vida me ha regalado una nueva amiga que es Luciana, a quien le estoy muy agradecida, ya que, fue ella quien me llevó a vivir toda esta experiencia increíble y con quien la compartí de primera mano.



Compartir en Google Plus