Cambre - Mano de Obra en la Colección Fortabat - PanoramaDirecto.com

Cambre - Mano de Obra en la Colección Fortabat

La Colección de Arte Amalia Lacroze de Fortabat presenta hasta el 30 de julio de 2017, la muestra Cambre. Mano de Obra. Con la curaduría de Lara Marmor, la exposición presenta una selección de últimas obras de este artista.

Mano de obra es la mano que trabaja, que carga el pincel y sigue un método; que pinta superficies por acumulación de materia cuando se mueve de lado a lado; es la mano artesana que perfecciona su técnica mientras construye la obra; es la mano iconoclasta que busca cubrir el mundo con distintos mantos de color.

Juan José Cambre (B.A., 1948) pinta colores, pero curiosamente lo hace sin ninguna especulación artística. Arquitecto de formación, comienza su carrera como artista en la década del setenta. En los años noventa se dedica a pintar vasijas con el objetivo de concentrarse en el estudio de los elementos plásticos, como la perspectiva o la relación entre figura y fondo. A las vasijas les siguen varias series, entre ellas, los cuadros de sombras de árboles y reflejos de la luz sobre el agua, donde el artista pinta capa sobre capa de color hasta, paradójicamente, terminar tapando casi por completo la imagen representada.

A diferencia de lo que sucede en esos trabajos, el visitante encontrará que en las piezas de esta exposición solamente aparece el color. El color es el único sobreviviente del proceso de aniquilación de referencias externas que Cambre comienza años atrás. En las pinturas de bandas verticales, como Garamona&Barilaro o Roseland (ambas de 2017), distintos colores se relacionan entre sí. Estas piezas surgen a partir de la experimentación de diferentes superposiciones de color que Cambre realiza primero en pequeñas pinturas y que funcionan como piezas matrices que luego, jugando con el encuadre, traslada a bastidores de mayor tamaño. Por otro lado, la imponente serie Artformun (2014)  está conformada por veintiún cuadros en los cuales el color se expande en una plana monocromía. Cada una de estas pinturas está acompaña por un conjunto de maravillosos relatos, escritos a propósito de la exposición, por Ezequiel Alemian.

Cambre rompe con la tradición que viene desde el Renacimiento en la que la obra es concebida como una ventana a través de la cual vemos y construimos el espacio. Las pinturas aquí exhibidas no representan nada, en ellas no hay ilusión de espacio, ni de movimiento, tampoco hay anécdotas o metáforas. En sintonía con la pintura modernista, que renuncia al ilusionismo en favor de la autonomía del lenguaje, en estas piezas la idea del paisaje como fragmento tomado de la realidad ya no está presente.

La exposición se construye a partir de una gramática espacial llena de comas, sin puntos y aparte. La intención de exponer las obras en una planta abierta, sin panelería delante de los enormes ventanales del museo, busca subrayar la ruptura radical de la relación paisaje-color, binomio hasta ahora inquebrantable en la obra de Cambre. De este modo, la exposición se despliega en un espacio que puede leerse en dos grandes bloques: el de la pintura y el color y, del otro lado, el del paisaje, con todo lo que acontece detrás del ventanal.

Cambre - Mano de Obra en la Colección Fortabat
Matriz A, 2016. Acrílico sobre papel, 76,3 x 56,3 cm Colección del artista

Juan José Cambre nació en Ramos Mejía, Provincia de Buenos Aires, en 1948. Se graduó como arquitecto en 1974 por la Universidad de Buenos Aires. Asistió al taller de Luis Felipe Noé y en 1976 realizó su primera exposición individual en la galería Lirolay. En 1981 obtuvo el Primer Premio de Pintura del Salón Municipal Manuel Belgrano y una beca para radicarse en Nueva York durante el año siguiente. En los años 80 participó del grupo La Nueva Imagen con quienes integró el envío a la Bienal de San Pablo en 1985. En esos años realizó junto con Vivi Tellas una serie de acciones y performances. Ha trabajado también en la escenografía de numerosas obras teatrales y óperas, así como director de arte en la película El cielo del centauro de Hugo Santiago. Entre 1993 y 1995 realizó murales para 19 sucursales del Banco Credit Lyonnais. Formó parte de la Fundación PROA como vocal y es vicepresidente de la ONG Estación Pringles. En 1993 recibió el Primer Premio Amalia Lacroze de Fortabat. En 2008 presentó el libro Cambre, una recopilación de sus obras a la fecha por ediciones Vasari. En 2016 fue incluido en la selección de artistas internacionales que integra el libro Vitamin P3 de la editorial Phaidon.Entre sus principales exposiciones individuales cabe destacar: Un bárbaro en las sierras, Prisma KH, 2015; Desde el paisaje, Museo Caraffa, Ciudad de Córdoba y Museo Castagnino-MACRO, Rosario, 2014; Azul, Museo López Claro, Azul, 2013; Cromática, MACBA, 2013; Secesión, Galería Vasari, 2012; NovumOvum, Instituto Di Tella, 2012; Cambre 2010/2012, Museo de Olavarría; 2012; Espectadores de la Laguna, Centro Cultural Recoleta, 2008; Hogar Collection Gallery, Brooklyn, 2005; Fondo Nacional de las Artes, 2003; El hombre invisible: veinticuatro estudios de color, Centro Cultural Recoleta, 2001; Fundación Federico J. Klemm, 2000; Casa de la Cultura Argentina en Milán, 1997; Pinturas 91-92, Centro Cultural Recoleta, 1992; Galería Jacobo Karpio, San José de Costa Rica, 1991;Galería Adriana Rosenberg, 1988; Galería Jacques Martinez, 1988; Tres piezas argentinas y otras pinturas, Galería Sara García Uriburu, 1986;Galería Arte Nuevo, 1982; Galería Alberto Elía, 1981; Voy, Galería Arte Nuevo, 1977; Galería Arte Múltiple, 1976; Galería Lirolay, 1976.Sus obras integran numerosas colecciones públicas y privadas. Vive y trabaja en Buenos Aires.


Compartir en Google Plus