Hay 169 detenidos cada 100.000 habitantes - PanoramaDirecto.com

Hay 169 detenidos cada 100.000 habitantes

Sistema Nacional de Estadísticas sobre Ejecución de la Pena.



 Informe ejecutivo del Sneep 2015

•En la Argentina hay 285 unidades de detención, siendo las jurisdicciones que más cárceles tienen el Servicio Penitenciario de la provincia de Buenos Aires con 54 y el Servicio Penitenciario Federal con 33 unidades.

Contabilizando la población penitenciaria en sentido global, al 31 de diciembre de 2015 había 72.693 personas en el ámbito penitenciario, lo que lleva a una tasa de 168 cada 100.000 habitantes.

Pero si tenemos en cuenta que existían 1.229 personas bajo régimen de monitoreo electrónico u otra situación que la alejara de la Unidad (comparendo, por ejemplo), la población efectivamente alojadas en unidades de detención fue de 71.464, lo que equivale a una tasa de 166 cada 100.000 habitantes.

Si a esta población global 72.693 personas le sumamos lo informado por las policías provinciales (las provincias de Misiones, San Luis y San Juan no informaron) y fuerzas de seguridad nacionales acerca de las 4.305 personas privadas de libertad en comisarías o destacamentos de su competencia, la cifra alcanza las 76.998 personas bajo régimen penitenciario o de detención.

Es decir, una tasa de 178 cada 100.000 habitantes. Sin considerar esas 1.229 personas bajo régimen de monitoreo electrónico u otra situación fuera de la Unidad, son 75.769 personas alojadas en cárceles, comisarías o destacamentos, con una tasa de 176 cada 100.000.

•Estos índices ubican a la Argentina cerca del promedio de la mayoría de naciones que informan especialmente las de la región- bastante alejada de las elevadas tasas de los Estados Unidos (693) o Cuba (510) pero también de las bajas tasas de la India (33) o el Japón (47). La provincia de Buenos Aires es la que más personas presas tiene en sus unidades de detención, alcanzando el 46% del total de detenidos en el país.

•Desde la década del noventa existe una tendencia creciente en la población penitenciaria.

Más allá de algunos períodos de leves bajas o amesetamiento, como 2006 y 2007, cada año registra un crecimiento en el total de personas privadas de libertad en unidades de detención. Durante 2015 hubo un incremento del 5% en relación con el período anterior, pero del 31% en relación con 2005 y del 92% en relación con 2000.

•Algo más de la mitad de las personas privadas de libertad aún no tenían condena.

Esto responde a una tendencia histórica que fue más pronunciada aún hasta 2010 y que en los últimos períodos fue menos categórica.

Asimismo, la población penitenciaria tiene una destacada presencia de varones jóvenes argentinos con un bajo nivel de escolarización: el 96% de los detenidos al 31 de diciembre de 2015 eran varones, y el 62% tenía menos de 35 años de edad, el 94% eran argentinos y el 72% tenía estudios primarios o inferiores al momento de ingresar al establecimiento.

•Siguiendo una tendencia histórica muy marcada, los principales delitos imputados a las personas privadas de libertad fueron robos (y tentativas de robos), homicidios dolosos, infracción a la ley de estupefacientes (23.737) y violaciones.

Hay que tener en cuenta que esta característica responde fundamentalmente al funcionamiento del sistema de justicia penal y a la gravedad de las figuras delictivas; y no es equiparable a la distribución de la estadística general sobre delitos registrados.

•En el caso de aquellas personas que tenían una condena penal, se destaca que en su mayor parte se trataba de sentencias que imponían una pena de entre 3 y 9 años.

Esto abarcó el 61% de los casos en el año 2015 pero es una característica que se viene observando en los últimos años. Además, siguiendo una línea histórica registrada a lo largo de la serie estadística del SNEEP, más de las dos terceras partes de los condenados eran primarios, es decir, no tenían condenas previas.

•Finalmente, es de destacar que se contabilizaron 140 casos de mujeres que viven con sus hijos en el establecimiento penal. Esta cifra es algo menor a la registrada en años anteriores ya que en 2014 había 162 y en 2013 había 164 casos.

Compartir en Google Plus