La posibilidad de bucear en centenares de lugares únicos en un solo país - PanoramaDirecto.com

La posibilidad de bucear en centenares de lugares únicos en un solo país

La transparencia y calidez del agua en República Dominicana permiten a los buceadores maravillarse de la flora y fauna submarina, repleta de formas y colores.

República Dominicana


Bajo las aguas cálidas y cristalinas de las paradisíacas playas de República Dominicana, una exuberante vida marina invita a los turistas a explorar el universo subacuático.

A lo largo de sus 1.576 kilómetros de costa, el destino ofrece magníficos arrecifes y paredes de coral, cuevas, naufragios y una variada fauna marina.

“Los buceadores encontrarán verdaderos tesoros en nuestro país, sitios únicos en el Caribe”, dice Magaly Toribio, Asesora de Marketing del Ministerio de Turismo de República Dominicana. “Nos enorgullece el hecho de tener lugares que acatan los estándares de seguridad más altos y encantos únicos como el Museo Igneri en Punta Cana, el Buceo de Las Galeras en Samaná y Los Corales de Sosúa en Puerto Plata, por mencionar algunos, los cuales brindan una experiencia inolvidable”, agrega.

En las costas alrededor del país hay numerosos sitios para explorar, tanto para el buceador experto como para quien desee tener una primera experiencia de inmersión.

La cercanía e infraestructura de la isla permite incluso explorar más de un sitio en el mismo día, pero se recomienda tener en cuenta que las salidas son siempre junto a buzos profesionales y siempre se requiere de una certificación adecuada para su práctica.

Los centros de buceo del país cuentan con profesionales para poder brindar la mejor instrucción a cualquier persona sin importar el nivel de aprendizaje de este deporte acuático.

Estos instructores están avalados para poder dar el entrenamiento y certificaciones internacionales como las certificaciones PADI, SSI, entre otras.

Pedernales. Esta provincia, ubicada en el extremo suroeste del país, cuenta con algunos de los arrecifes coralinos más extensos y mejor preservados del Caribe.

Es una de las zonas preferidas por los buceadores por su fauna marina, que incluye tortugas carey, verdes y tinglares, rayas, pargos, lambí y tiburones.

La Bahía de las Águilas y el Cabo Rojo son una perla para explorar por su colorida vida marina.

Los fondos rocosos y aguas transparentes del cayo Los Frailes y de las islas Alto Velo y Beata albergan una gran cantidad de peces, siendo destinos recomendables para buzos expertos por sus corrientes, al igual que Cabo Falso.

Salinas. Ubicada en Baní, a 65 kilómetros de Santo Domingo, esta zona es una de las áreas más bellas y menos exploradas del país.

Sus aguas cálidas color turquesa y arena oscura ofrecen una fauna muy rica en especies.

A pocos pasos de la orilla se aprecian grandes cantidades de lambí, el caracol protagonista de diversos platos de la cocina dominicana.

Por su especial topografía, la zona del Derrumbao, una piscina natural de agua cristalina, es buena opción para hacer una inmersión.

Parque Nacional Submarino La Caleta. Cuenta con varios puntos de buceo para hacer inmersiones de todo tipo.

Un atractivo especial son los naufragios, donde encuentran refugio una variada flora y fauna submarina. Uno de ellos es el Hickory, hundido hace más de 25 años a 18 metros de profundidad.

Boca Chica. Por su amplia biodiversidad, la popular playa de aguas turquesas y cercana a Santo Domingo, es un paraíso para los amantes de la fotografía submarina.

Tiburones gata, langostas, lenguados, rayas, pulpos, caracoles y numerosas especies de peces son parte de este escenario que se aprecia, sobre todo de noviembre a enero, cuando las aguas están más tranquilas.

Bayahibe. Es un destino ideal para los amantes del buceo en barcos sumergidos.

Uno de los naufragios más visitados es el Atlantic Princess, que permite bucear a principiantes y expertos. Si se prefiere una inmersión más profunda, el St. George, un naufragio de 240 metros de longitud, se encuentra a unos 40 metros. Meros, carites, morenas y barracudas se pasean entre los restos.

Además, se puede explorar el interior del barco a través de dos aberturas en el casco.
Isla Saona.

Esta isla en la provincia de Altagracia merece especial mención por los impresionantes puntos de buceo que posee.

Otro de sus atractivos es la variedad de especies exóticas que se encuentran en este punto, sin duda un sitio excelente para buceadores expertos.

La Perguera es una de las áreas más populares por su fabulosa vida marina, al igual que Peñón I, II y III, donde es posible explorar entre peces exóticos, tortugas, rayas y peces piedra.

Cayo Arena. La belleza singular de este pequeño islote de arena bordeado de impresionantes corales, localizado en la costa noreste, provoca el deseo de explorar la vida marina circundante.

Allí se encuentran, a muy poca profundidad, cardúmenes de pargos de cola amarilla, peces cirujanos y peces sargento mayor, entre otras especies.

Montecristi. Ubicado al noroeste del país, es un destino para buceadores experimentados.

Sus aguas albergan decenas de naufragios de la época de la armada española, de enorme valor histórico y arqueológico que son hogar de una vida marina que deslumbra.

Practicar snorkeling en las islas Cayos Siete Hermanos es una excelente opción para quienes quieren disfrutar de los corales sin aventurarse más en las profundidades.

República Dominicana es el destino ideal para quienes quieran experimentar la increíble belleza y diversidad de la vida submarina.



Compartir en Google Plus